La mejor forma de entregarlos es en una caja de cartón, por ejemplo, una box que hayas reciclado. Introduce todos los envases de vidrio y acumuladores de frío, ciérrala y ¡listo! Lo recogeremos cuando te entreguemos tu próximo pedido.